El viaje Imaginario de Kasimir Malevich



Las ideas y proyectos estéticos de Matilde Marín trascienden siempre el mero ejercicio del arte que, de todas maneras, hace tiempo alcanzó en ella un grado de destreza, un refinamiento indiscutidos en la elaboración de imágenes.

La serie de diecisiete fotografías intervenidas que hoy Matilde presenta es el producto de una búsqueda y de un descubrimiento multiplicado de las formas suprematistas, más allá de los objetos, sus contornos, colores y funciones, en la vida contemporánea.

Nuestra artista percibe en el mundo exterior figuras que disparan sus recuerdos de la pintura de Casimir Malevich. Toma una foto del lugar y, luego, dibuja, retoca, proyecta sobre la imagen alguna de las formas fundamentales del suprematismo -el cuadrado negro, el círculo negro, el rectángulo alargado, el círculo blanco-, de tal suerte que las vemos liberadas de cualquier atadura a la naturaleza o a la obra previa de los seres humanos, aun allí donde se insertan en un prado, en una arquitectura, en la superficie curva de un puente, en la cubierta de un barco, en un manto de nieve.

Se trata de una geometría salida de la mente y del sensorium de Marín, creada en medio del tráfago de un viaje, de un movimiento que los espectadores captamos sin dificultad.

José Emilio Burucúa (Academia Nacional de Bellas Artes-UNSAM)