Proyecto Pharus

En aquel entonces el faro era una torre plateada y neblinosa
con un ojo amarillo que se abría con suavidad al caer la noche.

Al Faro, Virginia Woolf


Océano Mar
Idea original y dirección: Matilde Marín
Edición y sonido: Ignacio Laxalde
Formato de proyección: mp4
Proporción: 16.9
Tamaño: Full HD 1920×1080
FPS: 25
Sonido: Estéreo
Duración: 4’
Islandia, 2018

Concepto del Video:
El video Océano Mar registra el Faro de Hraunhafnarvatn ubicado entre el Mar de Noruega y el Mar de Groenlandia, abriéndose hacia el Océano Ártico, en la región Nordeste de Islandia, al sur del Círculo Polar Ártico. El faro nos alerta a pensar que el ritmo de transformaciones que se suceden y avecinan, limitan día a día una poética ancestral de “dejarse guiar por la luz”, intentando cambiar el paradigma del faro, que sin embargo se mantienen alumbrando con su simbólica luz.



Atlántico Sur
Idea original: Matilde Marín
Dirección y fotografía: Matilde Marín
Edición y sonido: Ignacio Laxalde
Formato de proyección: mp4
Códec: mpeg
Tamaño: 1920×1080
FPS: 25
Sonido: Estéreo
Duración:
Ushuaia, Tierra del Fuego, 2011

Concepto del video:
Este proyecto iniciado en el año 2005 es un work in progress. Desde entonces cada viaje de trabajo me ha servido para acercarme a algún faro emblemático que identifico, documento y filmo. El video Atlántico Sur ha sido filmado durante el año 2011 en la Isla de los Estados, registra el Faro San Juan de Salvamento, uno de los faros que ha marcado el inconsciente colectivo de la humanidad. Este faro representa la inspiración para el Faro del Fin del Mundo, escrito por Julio Verne.



Exposición Antológica “Arqueóloga de si misma”, Fundación Osde, Buenos Aires, 2017

Océano-Mar, video documentado en Islandia en 2011, Bienal Sur (Km 12843), Jax District, Riyadh, Arabia Saudita, 2021




“Proyecto Pharus”, Diseño de montaje

Exposición “Proyecto Pharus”, Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2012



De lo Visual a lo afectivo (Practicas artisticas y cientificas en torno a visualidades, desplazamientos y artefactos)
2018, Buenos Aires, Editorial: Biblos/Culturalia, texto y fotografias: Matilde Marin, El Mapa Ideal y los Artistas Viajeros, capítulo Desplazamientos de miradas y de artefactos en el arte contemporáneo, coordinadora: Mariana Giordano

PHARUS del Hemisferio Sur al Norte
2021, Córdoba, Argentina, Editorial Bosquemadura E-ditorial de arte, textos: Adriana Musitano, Laura Casanovas, Matilde Marín, Fotografías: Matilde Marín

Matilde Marín Proyecto Pharus
2011, Santiago de Chile, Editorial ARTE+Corporacion Patricia Ready Galeria, Prólogo y Fotografías: Matilde Marín


Proyecto Pharus

…o la luz que guía el destino de los hombres

Durante el año 2005 leí en los periódicos una noticia extraña que atrajo mi atención: “Los faros en el mundo se desconectarán pues existe el GPS”. 

Busqué la etimología de la palabra faro y encontré que en griego antiguo Pharus significa “la luz que guía el destino de los hombres”. Me pareció algo intenso, quizás romántico, pero real. Imaginé esta época y este mundo actual tan complejo, sin esa luz que guió tantos destinos a través de los siglos. 

Históricamente los faros han sido “la luz que guía el destino de los hombres”, tal como lo definieron los griegos. La humanidad actualmente atraviesa períodos de una gran incertidumbre social y económica. Mi objetivo es que el proyecto a través de sus textos, videos e imágenes sirva como disparador de reflexiones sobre un camino posible a seguir para llegar a un puerto seguro, tal como sucedía históricamente con los faros que generalmente estaban localizados en zonas costeras de alta peligrosidad. 

Soy artista y sé que el arte no cambiará el mundo, pero los artistas podemos y tenemos la capacidad de mostrar y señalar cosas de una manera diferente, y en esto consiste mi proyecto iniciado en el año 2005 desde entonces, cada viaje de trabajo me ha servido para acercarme a algún faro que identifico, documento y filmo. 

Privilegio la identificación y documentación de faros emblemáticos, faros que han dejado una marca en la humanidad. Debo decir que mi producción actual está focalizada en el rol del artista como “testigo”, registrando a través de la fotografía y el video relatos sobre el mundo que habitamos, en lo que yo llamo “Ecología ampliada”.

La primera documentacion del proyecto PHARUS se inicia durante mi visita a Cabo Virgenes alli realice las primeras fotografías y filme el Faro en el extremo austral del continente americano frente al mítico Estrecho de Magallanes, lugar donde se unen los océanos Atlántico y Pacífico. 

Los diversos viajes profesionales de estos años, me fueron acercando a los faros que elegí, a medida que avanzaba el proyecto descubrí no sólo la ubicación de cada faro, sino también su variedad estético-arquitectónica, su historia significativa y la vinculación con el arte y la poesía que muchos de sus emplazamientos generan. 

Muchos de estos significados dan cuenta de ideas de libertad, de utopías, y pensé en las dificultades que, en la era de la tecnología generalizada, los seres humanos aún padecen, necesitando de la luz de un faro para hacerse visibles y cabalmente comprendidos.

En la historia de la humanidad hay muchos elementos que remiten al viaje, pero solo unos pocos han simbolizado las travesías como el faro, erguido en el límite de mar y tierra, guiando a aquellos que persiguen lo que se encuentra más allá…

Matilde Marín
Buenos Aires, diciembre 2020


Faro de Cabo Vírgenes, Santa Cruz, Argentina.
Documentado en 2005

Allí, en el extremo Sur del continente americano, entremedio de las peligrosas aguas que bordean el Estrecho de Magallanes y de vientos voraces de hasta 100 km por hora, se erige como una figura bicolor recortada en la inmensidad, el Faro de Cabo de Vírgenes. 

Descubierto el 21 de octubre de 1520 por Hernando de Magallanes en el día de las Mil Vírgenes, fecha en la que según cuentan las leyendas medievales, la mártir Santa Úrsula de Colonia se enfrenta a Atila, el huno, y es coronada en los cielos junto a once vírgenes.

Es en este mismo Cabo de Vírgenes, que da paso marítimo entre los océanos Atlántico y Pacifico, donde se erige en el siglo XVI la primera fundación de la Patagonia Argentina: la Antigua Ciudad del Nombre de Jesús; y donde los viajeros luego de las vicisitudes por conseguir alimentos en este clima tan inhóspito, lo bautizan en las narraciones populares como el Puerto del Hambre, desconociendo que debajo de esta misma remota punta del continente Sur, las arenas escondían lo que en 1876 llamarían el oro del fin del mundo.


Macquarie Lightstation, Sydney, Australia.
Documentado en 2007

Completado en 1818, el Faro Macquarie fue diseñado por Francis Greenway, un arquitecto de origen inglés que luego de entrar en bancarrota, se había declarado culpable de robar unos documentos bancarios para evitar su muerte. Greenway es declarado convicto y trasladado en 1814 a Sidney, donde por azar conoce en el barco que lo transporta al Almirante Arthur Phillips, fundador de la colonia penal para británicos, quien le recomendaría a Lachlan Macquarie, el gobernador de Nueva Gales del Sur, para comisionar el diseño del Faro epónimo.

Pero el destino había reservado otro giro más para Greenway, a quien es concedido un perdón parcial por Macquarie, por la construcción del magnánimo faro, garantizando así su libertad. Los cimientos de arenisca desmoronados llevaron a la construcción de un faro de reemplazo en 1883. Diseñado por James Barnet siguiendo los planos del original para garantizar el arribo seguro de los barcos al puerto de Sydney hasta hoy día.


Faro de Hércules, Galicia, España.
Documentado en 2008

Construido en el S II D.C. Posiblemente bajo el mando de Trajano, y diseñado a imagen del Faro de Alejandría, esta torre Romana es el faro más antiguo del mundo aún en uso. La Torre de Hércules se ubica en la península de La Coruña, en Galicia y ha sido motivo de estudio exhaustivo debido a los diversos mitos sobre su origen. 

El manuscrito irlandés del SXI Lebor Gabála Érenn (Libro de las Invasiones) que compila poemas y prosas sobre los orígenes celtas, da cuenta del episodio en el que el rey Breogán, el padre fundador de la nación celta gallega, construyó una enorme torre de tal altura que sus hijos podían ver un verde lejano desde su cima. El vislumbre de esa distante tierra verde los atrajo a navegar hacia el norte de Irlanda. Según la leyenda, los descendientes de Breogán se quedaron en Irlanda y son los antepasados celtas del pueblo irlandés actual. 

Según la mitología griega, en el décimo de sus trabajos, el héroe Hércules desafía al gigante rey antropomorfo Gerión robándole el rebaño que tenía de vacas rojas y bueyes. Gerión fue en busca de venganza y luchó contra Hércules, pero luego de tres días y tres noches de batalla continúa, este le lanzó una flecha embebida en el veneno de la Hidra, que atravesó sus tres cuerpos y acabó con él. Hércules entonces, en un gesto celta, enterró la cabeza de Gerión con sus armas y ordenó que se construyera una ciudad en el sitio. La calavera y las tibias que aparecen en el escudo de la ciudad de La Coruña, aluden al relato mítico de la fundación de la ciudad. La Torre de Hércules es el elemento central del escudo de la ciudad de La Coruña desde 1521.


Faro de Finisterre, La Coruña, España.
Documentado en 2009

Los romanos creían que allí donde se pone el sol sobre la inmensidad del océano de la Costa de Morte, era el punto más occidental del mundo -el finis terrae  o fin de la tierra-Fue en este mismo territorio, donde encontraron un altar dedicado al astro Rey Sol erigido por las tribus celtas de la región. 

Bordeando las costas más salvajes de Galicia, en las que el mar es verdadero soberano; este faro histórico y fascinante desde la antigüedad, hoy día continúa su simbolismo y es el hito final de los peregrinos que guiados por las luces de la Vía Láctea, terminan el Camino de Santiago de Compostela y queman a la orilla del mar sus ropas para así emprender travesía de regreso.


Castle Breakwater Lighthouse, Isla de Guernsey, Gran Bretaña.
Documentado en 2010

Construido con granito en la segunda década del siglo XIX, el Faro rompeolas del fortificado castillo del puerto de San Peter en la Isla de Guernsey, fue creado en respuesta a una posible invasión de las fuerzas francesas bajo el mando de Napoleón. Es en esta misma Isla donde Victor Hugo, el máximo exponente del Romanticismo, encuentra refugio en 1855 luego de su exilio de Francia y Bélgica, por manifestarse como feroz oponente del Segundo Imperio de Napoleón III. Guernsey se convertiría en la “roca de la hospitalidad y la libertad”, como el poeta y dramaturgo proclamará en “Trabajadores del mar”, su novela marinera dedicada a la Isla. 

Desde su estudio en la casa Hauteville, contemplaba el faro y los paisajes de niebla rodeados de vigorosos acantilados y salvajes bahías, y es allí donde Victor Hugo, pasaría el período más productivo de su vida y escribiría su obra cumbre, “Los Miserables”; Guernsey fue su refugio por más de 15 años.


La Torre de Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina.
Documentado en 2011

La Torre de Ushuaia es una de las múltiples luces que vigilan orgullosamente el Canal de Beagle donde los países hermanos Argentina y Chile se disputaron durante largos años la soberanía de las islas dentro y al sur del canal, y los espacios marítimos adyacentes. Fue con apoyo del Vaticano que ambas regiones llegaron a un acuerdo que hasta nuestros días se recuerda como el hito que dio por terminado el conflicto que duró más de dos tercios de siglo de disputa.


Faro de San Juan de Salvamento, Isla de los Estados, Atlántico Sur.
Documentado en 2011

El primer faro construido en aguas australes, fue el Faro de San Juan de Salvamento en el año 1884, en ocasión de la División Expedicionaria al Atlántico Sur, al mando del comodoro Augusto Lasserre en la Isla de los Estados; una remota geografía donde brindaban salvamento para auxilio de los numerosos naufragios, que se producían en las inmediaciones del Cabo de Hornos. 

Este emblemático Faro, singular por su ubicación, fue durante mucho tiempo, la única luz que tenían los navegantes en el Mar Austral. Un haz de esperanza al paisaje desconocido de la Antártida, que fue inmortalizado a partir de la excepcional obra literaria “El Faro del Fin del Mundo” de Julio Verne publicada en 1901.


Faro Molo de Abrigo de Iquique, Iquique, Chile.
Documentado en 2011

El Faro Molo de Abrigo Iquique ubicado en la región de Tarapacá, originariamente territorio Peruano, descansa en la costa Pacífica al oeste del Desierto de Atacama, conquistado de Bolivia durante la Guerra del Pacífico (1879-1883). Su estructura está conformada por una torre tradicional de forma troncocónica roja y posee una luz del mismo color que anuncia la banda de estribor del puerto. 


Faro da Ponta do Sinó, Cabo Verde.
Documentado en 2011

El Faro da Ponta do Sinó fue construido en 1892. Por su inusual arquitectura y ubicación, en el punto más al austral de la Isla de Sal del archipiélago de Cabo Verde, en el Océano Atlántico, es considerado como el más maravilloso del mundo.

La torre es cuadrangular y cuenta con 9 metros de altura. Se accede por una escalera exterior que permite contemplar las inmensas playas de arenas blancas iluminadas por los 350 días de sol al año.

La Isla de Sal, denominada «Isla Llana» en sus orígenes, fue descubierta el 3 de diciembre de 1460 y posteriormente tomó el nombre de «Sal» cuando se descubrieron las dos extensas Salinas de Pedra de Lume y Santa María.


Hraunhafnartangi Lighthouse, Raufarhöfn, Islandia.
Documentado en 2011

Según la mitología nórdica, Islandia era la tierra de los reinos primordiales de los que emergía y perecía toda la vida. Surcada por paisajes de hielo y fuego, en forma de volcanes, se creía habitada por dioses nórdicos, elfos, espíritus, y otras entidades haciéndola responsable tanto de sus bajas como altas temperaturas.

El Faro de Hraunhafnartangi es el faro más septentrional del mundo, a unos 800 metros al sur del Círculo Polar Ártico, en la ciudad de Raufarhöfn, donde se encuentra el monumento «Arctic Henge» alineado con los cielos e inspirado en el mundo mítico del poema Eddic Völuspá, del nórdico antiguo: Profecía de la vidente, en el cual la vidente le relata a Odín la historia de la creación del mundo y su próximo fin, dando lugar a un nuevo mundo que surgirá de las cenizas del fuego.

El mapa ideal y los artistas viajeros

 “Cuando emprendas un viaje ruega que tu camino sea largo (…)
 Siempre ten a Ítaca en tu mente.
 Llegar allí es tu meta; pero no apresures el viaje.
Mejor que dure mucho, mejor anclar cuando estés viejo.
 Pleno, con la experiencia del viaje.
C.P. Cavafis

¿Se idealiza el lugar donde se desea llegar?  ¿Como se llega?  ¿De qué forma se llega? El poeta egipcio Constantino Cavafis nos muestra una ruta, probablemente un camino que contiene sabiduría; siempre un viaje es un cambio de ubicación y hay siempre diferentes viajes…. de placer, los soñados de toda la vida, los viajes gestionados a partir del trabajo, pero todos son finalmente ejercicios de aprendizaje y en todos los casos nos ponen a prueba, pues si se deja entrar la experiencia en uno permite conocernos a nosotros mismos y ahí retornamos a Cavafis.

En mi vida he realizado muchos viajes y de todo tipo, salvo uno imaginado en la infancia que aún no se concretó y a juzgar por el lugar geográfico y la situación política actual de ese país muy probablemente no llegare nunca a él y quedará como el pendiente soñado de mi vida.

 En mi primera infancia solía leer revistas de aventuras y en una de ellas encontré una historia fascinante del francés Francois Champollion que sin llegar a Egipto consiguió descifrar la escritura jeroglífica de esa cultura, gracias principalmente al estudio de la piedra Rosetta (actualmente en el Museo del Louvre) leer esa aventura histórica género en mí el primer deseo genuino de viajar. 

Luego de varios años y ya como estudiante formal en la Escuela Nacional de Bellas Artes volví a toparme con la pintura de Jean-León Gerome “Bonaparte devant le Sphinx” realizada entre 1867-1868, magnifica confrontación que expone dos momentos de la cultura del mundo, por un lado, Bonaparte a caballo observando la gran esfinge de Gizeh, y por otro lado la esfinge observando y siendo observada por un conquistador viajero.

Cuando aparece esta obra ante mí, nuevamente el viaje se presenta como una opción de vida y trabajo, y buscando información comencé a leer los trayectos de algunos poetas malditos como Arthur Rimbaud “Cartas de África” que rebela ese largo y voluptuoso periplo en tierras peligrosas, exóticas y sensuales donde todo puede ser supuestamente experimentado. Hay una reciente y hermosa edición de “Cartas de África” editada por Gallo Nero en el año 2016. En esa época los viajes no tenían destino cierto y también eran sinónimo de libertad. Cuando Rimbaud escribe a sus padres “…viajaremos, cazaremos en los desiertos, dormiremos sobre el empedrado de ciudades desconocidas, sin cuidados sin penas…” marca un estilo como continuación de los viajes históricos de aventureros y expedicionarios que siempre estuvieron vigentes en las diferentes épocas.

Soy artista plástica, esta es mi profesión y en el año 1975 por diversos motivos salí de mi país Argentina, fue una partida compleja pero que derivó en una de las aventuras magnificas de mi vida ya que me ayudo a ampliar la mirada, conocer diferentes culturas y reconocer mi profesión, recorrer pueblos y ciudades donde la enseñanza fue el “viaje y viajar”, y sentir motivos de inspiración múltiples que luego fueron depositados en varias series de obra.

A partir de comprender que el viaje iba a ser parte de la profesión y que se entrelaza con la vida, comencé a leer literatura de algunos escritores tales como Bruce Chatwin y su deseo de libertad que el viaje le proporciona. El lugar es recóndito y no demasiado conocido en esa época, la Patagonia argentina surge en la vida de Chatwin y lo impulsa a dejar en su trabajo una nota muy simple de renuncia a su jefe que dice “me he ido a la Patagonia”, esta partida marca un deseo, una fantasía y un destino que adoptara para el resto de su vida y su libro “En la Patagonia” editado en 1977 y leído por miles de personas continua la literatura de escritores viajeros. 

Me gustaría citar otros escritores muy valiosos inscriptos en este género, escritores que admiro y de los que he aprendido a través de sus imágenes literarias que luego han invadido mi obra.

Ryszard Kapuscinki y su maravilloso libro “Ébano” donde el título y el contenido es un juego de palabras sobre lo que es el África negra y su estoicidad. Kapuscinki viaja largamente por el continente africano y relata grandes y pequeñas historias, el título del libro es la síntesis del mismo. Ébano ese árbol tropical de gran altura, de color negro que se eleva sobre las guerras y el infortunio como lo hacen sus habitantes.

Otro libro estupendo es “El último tren a la zona verde” de Paul Theroux este escritor épico es muy conocido por muchos como “monumento vivo a la prosa de viajes”. 

Antonio Tabucchi y su bello y pequeño libro “Nocturno Hindú” donde la excusa del relato cierto o no, lo hace viajar por regiones profundas de la India pensando y buscando a la mujer de su vida, este hermoso libro fue mi compañía en un largo viaje por Asia donde complete la trilogía fotográfica de “Paisajes Indeterminados”. 

“¿Podemos realmente viajar al otro lado del mundo?
¿Si viajamos al otro lado del mundo, podremos comprender el lugar al que llegamos?”
Nocturno Hindú, Antonio Tabucchi

Actualmente el viajar se ha convertido en un recurso importante de producción para muchos artistas plásticos contemporáneos. Un artista viaja para documentar regiones, registrar situaciones ecológicas, fotografiar ciudades, se viaja para participar de exposiciones y bienales, en fin, se viaja…. 

Todo esto o sea el “viaje” como medio de producción probablemente haya comenzado con las largas caminatas de Richard Long y su “Línea hecha para caminar” de 1967, ese artista inscripto en el Land Art que durante cinco décadas ha caminado por el mundo para construir su obra y dejar un legado de espiritualidad define su andar como:

En cada caminata, no por definición conceptual, aparece una idea en particular.
Por lo tanto, caminar-como arte-proporciona una manera simple
para mí de explorar las relaciones entre el tiempo, la distancia, la geografía y la medida.
Estas caminatas de mis viajes se registran en mi obra de la forma más adecuada a cada idea diferente: una fotografía, un mapa, o una obra de texto.
Todas estas obras alimentan la imaginación.
Richard Long

Otra artista de culto es Ronie Horn, su larga estadía en Islandia dio como resultado un lugar único en el mundo “La Biblioteca del Agua”, un espacio construido para el futuro donde colecto agua de 25 glaciares en extinción, viajo a través de todo el país y toda el agua recogida de esos glaciares los deposito en columnas de agua para la posteridad frente a la Bahía… en un edificio que había sido anteriormente una Biblioteca. 

Quiero hacer que el estar aquí sea suficiente.
Tal vez ya es suficiente. No tendré que inventar lo suficiente.
Estaré aquí y no haré nada y este lugar estará aquí, pero no haré nada.
Lo dejare aquí.
Ronie Horn

Regresando al trabajo que realizo en artes visuales desde hace varios años, el viaje ha marcado profundamente gran parte de mi obra. Fotografío muchas veces casi sin tema y puedo trabajar en mis obras que se generaron a partir de trayectos. 

De una manera muy anónima y quizás algo nómade me traslado a diferentes ciudades y pueblos del mundo en búsqueda de imágenes y culturas que darán origen luego a mis diversas series. 

Desde 1995, comencé a tomar fotografías de los paisajes que surcaban el suelo Latinoamericano, de este modo enfrente una nueva travesía, me intereso capturar el horizonte en la Patagonia profunda, esas franjas de inagotables atmosferas que recorren nuestro país, “Paisaje Horizontales” inicio la trilogía a la que le siguió “Paisajes Alterados” y “Paisajes Indeterminados”. Esta serie de registros fotográficos en la zona austral del continente americano surge de algún modo como un paisaje involuntario, algo que surge al margen del espectador que contempla. Toda la serie de obras tuvo un trabajo posfotográfico que de algún modo mientras lo realizaba me hizo recordar a los impresionistas y su propia mirada hacia la experiencia con la naturaleza.

En aquel entonces el faro era una torre plateada y neblinosa
con un ojo amarillo que se abría con suavidad al caer la noche.
Al faro, Virginia Woolf

Durante el año 2005 leí en los periódicos una noticia extraña que atrajo mi atención: “Los Faros en el mundo se desconectarán pues existe el GPS”. Busqué la etimología de la palabra faro y encontré que en griego antiguo Pharus significa “la luz que guía el destino de los hombres”, me pareció algo intenso, quizás romántico pero real. Imaginé esta época y este mundo actual tan complejo, sin esa luz que guío tantos destinos a través de los siglos.

El origen de los faros tiene su antecedente más remoto en la torre escalonada construida por Ptolomeo II en honor de Alejandro Magno, que con su monumental presencia –medía más de 100 metros– y la enorme pira que ardía en su cima, visible a gran distancia, marcaba la ubicación de la ciudad de Alejandría; y era considerada por los antiguos como una de las siete maravillas del mundo. De hecho, esta sorprendente edificación –destruida en tiempos modernos por un terremoto–, estaba emplazada en la isla de Pharus, muy próxima a Alejandría, y de ella, por extensión, tomaron el nombre todas aquellas construcciones destinadas a marcar diferentes hitos geográficos, que durante siglos fueron guía indispensable para generaciones de marinos.

Soy artista y sé que el arte no cambiara el mundo, pero los artistas podemos y tenemos la capacidad de mostrar y señalar cosas de una manera diferente.

En esto consiste mi proyecto iniciado en el año 2005; un work in progress que no sé cuándo concluirá. Desde entonces cada viaje de trabajo me sirve para acercarme a algún faro que identifico, documento y filmo.

Seleccioné diez faros de distintos países, que para mí son emblemáticos. Son faros que contienen una historia que ha marcado el inconsciente colectivo de un pueblo, en algunos casos de la humanidad.

A medida que avanzaba el proyecto, descubría no sólo la ubicación de cada faro sino también su variedad estético-arquitectónica, su significativa historia y la vinculación con el arte y la poesía que muchos de sus emplazamientos generan. Muchos de estos significados dan cuenta de ideas de libertad, de utopías, y pensé en las dificultades que, en la era de la tecnología generalizada, los seres humanos aún padecen, necesitando de la luz de un faro para hacerse visibles y cabalmente comprendidos.

Hoy mis viajes se han convertido en indagación visual, pesquisas inciertas y a veces enigmáticas, pero siempre surcados por la fascinación de lo que va revelando la mirada a través del trayecto.

Históricamente el viaje siempre ha ocupado un lugar central en realidades, mitos y ficciones. La partida, el exilio, la aventura; el mundo antiguo nos muestra desde los egipcios hasta Homero y mi predilecto Ulises los tránsitos de complejas tramas.

A veces los viajes tienen pistas difíciles de descifrar, son muchas veces suspensiones en el tiempo, testimonios y para mí una herramienta que revela imágenes posibles. Probable que el mapa ideal realmente no exista, pero si existen una suma de situaciones y sensaciones que construyen mapas propios para cada viaje, para finalizar elijo nuevamente una frase de Kerouac que concluya este texto

” La vida es un país extranjero”.

Matilde Marín
Bs.As. diciembre de 2017

Los artistas y los viajes

El tema del viaje ha sido preocupación constante en la obra de Matilde Marín.  En esa reflexión, que incluye videos y libros, la fotografía se revela medio recurrente y poderoso, ya sea la toma propia o la colección de imágenes encontradas en los medios. Consciente de los conflictos políticos y sociales que atraviesan los viajes, la artista los trabaja en dimensiones que van de la melancolía a la tragedia humanitaria. En el primero de estos registros está la serie Proyecto Pharus, relativa a la función del faro y su abandono a partir del uso de GPS. El faro es el objeto/guía por antonomasia de uno de los actos más tradicionales de viaje: la travesía por mar. Hoy, es reliquia y resto, memoria de otro tiempo. Así la Torre de Ushuaia. Canal de Beagle de 2009, recorta la desnudez de su estructura mientras un rayo de luz aun se proyecta sobre el canal más austral de nuestro país.

La serie Cuando divise el humo azul de Ítaca, en cambio, trabaja en el segundo registro. Partiendo de fotografías de humo encontradas en la prensa gráfica algunos festivos como los fuegos artificiales; los más, fruto de grandes conflagraciones y catástrofes-, la artista realiza una vasta serie fotográfica y un video que son la base para un bello libro de igual nombre, con textos de José E. Burucúa y un CD con música compuesta ad hoc por Marta Lambertini (2012). El título remite al modelo de todos los viajeros y sus añoranzas –humo del hogar en la lejanía, signo de la vuelta a casa- y se interseca con otras resonancias poéticas: Cavafis, Jorge Urrutia. Puede ser rastro de patria perdida y no siempre reencontrada, humo de ruina y amenaza, señal de necesidad de una partida antes que de un regreso. Plaza Tharir, de 2011, es justamente reproducción de periódico con fotografía del humo producido por las manifestaciones multitudinarias, la represión consiguiente y los disturbios en esta plaza de El Cairo, en el contexto de las revueltas de la “Primavera árabe”. Ítaca ya no da su bienvenida al viajero cansado.

Graciela Sarti

Proyecto Pharus / Registros de Viajes

Faro de Cabo Vírgenes, Santa Cruz, Argentina, Documentado en 2005
Faro de San Juan de Salvamento, Isla de los Estados, Atlántico Sur, Documentado en 2011
Macquarie Lighstation, Sidney, Australia, Documentado en 2007
Faro de Finisterre, Galicia, España, Documentado en 2008
Castle Breakwater Lighthouse, Isla de Guernsey, Gran Bretaña, Documentado en 2010


Ver y Descargar fichas de proyectos